• Crosettes

Tipo de vestidos de novia

El vestido de novia es quizás uno de los aspectos importantes para una de las estrellas de este gran día. Desde niñas las mujeres soñamos con ese vestido perfecto que nos hará lucir como princesas de cuentos de hadas. Al escoger el vestido, la novia debe tener en cuenta no solo la ambientación o la temática de la boda, si no también tu personalidad y el corte que mejor le favorezca a tu cuerpo.



No dejes que la compra del vestido de novia sea una tortura para ti, de hecho estos tipos de vestimenta ayudan a realzar tus atributos o esconder esas partecitas de las que te sientes insegura. Gracias a esta guía practica podrás tener en cuenta tanto tus gustos personales, como lo que mejor que queda bien.


En primer lugar, debes olvidarte de la idea que el vestido de novia debe ser de la última colección de grande diseñadores. En los maniquíes pueden verse perfecto, pero en realidad puede no verse muy bien en la forma de nuestro cuerpo. También existe la posibilidad que ese vestido de novia perfecto de Marchesa, Giorgio Armani, Vera Wang o Monique Lhuillier no coincida con el tema de la boda. Por estas razones, debes tener en cuenta diversos pasos ANTES de elegir el tipo de vestido:


  1. La temática de la boda: lo primero que debes tener en cuenta es que tu vestido debe armonizar con el escenario de la boda. Por ejemplo, algunos temáticas como al aire libre o en la playa requieren que los vestidos tengan ciertas especificaciones para una mayor comodidad.

  2. Tu personalidad: tu vestido de boda debe reflejarte a ti y a los aspectos que resaltan tu personalidad. Las novias más sencillas y delicadas suelen comprar vestidos con bordados para verse más románticas; mientras que las novias bohemias prefieren vestidos con tejidos ligeros y adornos con flores para darle un estilo más hippie; por su parte, las novias modernas quieren sentir que su vestido está a la vanguardia de la moda y no le temen a usar cortes asimétricos y con aberturas; y por último, no podemos olvidar mencionar a las novias vintage que buscan vestidos con encajes de estilo victoriano y diseños que le den un aire de décadas pasadas.

  3. El color: elegir bien el color del vestido es importante pues a todos los tonos de piel no les va tan bien eligiendo el clásico puro blanco. Este tono es perfecto para las novias de tez oscura pero hay que tener en cuenta que no es muy utilizado en la actualidad. Otras opciones más populares son el blanco crudo que va bien con todos los tonos de piel, el perla que le da un aspecto más elegante y sobrio al vestido, el marfil que es el preferido por las novias de tez muy blanca, el champán que resaltan las pieles morenas y el nude que acompañado de bordados o encajes dan un efecto tattoo.

  4. La tela o tejido: escoger tejidos de gran calidad te permitirá gozar de tu boda sin picazón o peso demás. Los tipo de telas más utilizados son: tul, encaje, organza, gasa, crepé, tafetan, brocado y mikado.

  5. La forma de tu cuerpo: este es quizás el aspecto principal a tener en cuenta antes de elegir el estilo ideal para tu figura. Es común que las novias lleguen a las tiendas a probarse vestidos con un modelo en mente, pero al verse en el espejo terminar por escoger otro totalmente diferente. Evita estas sorpresas conociendo primero cuál es la figura de tu cuerpo:

  • Cuerpos redondos o en forma de manzana: el peso está acumulado en la parte media del cuerpo.

  • Cuerpo en forma de triángulo o pera: se distingue porque la parte inferior es más ancha que la superior.

  • Cuerpo en forma de rectángulo: destacan por ser planos con poco busto y cadera.

  • Cuerpo de reloj de arena: al que conocemos como hay armonía entre la mitad superior y la mitad inferior, con una cintura entallada.

  • Cuerpo en forma de triángulo invertido: son distintivos de mujeres atléticas con espaldas anchas y menos caderas en comparación con la amplitud de los hombros.


Teniendo en cuenta los aspectos mencionados anteriormente, será más sencillo decidir los criterios ideales para elegir el tipo ideal de vestido para tí. Generalmente los vestidos de novias se dividen en los siguientes tipos:


Estilo en línea A


Este tipo de vestidos se destaca por ser ceñidos en el busto y la cintura y con una falda o cadera que se agranda a medida que desciende. Es ideal para las mujeres con silueta de triángulo invertido, tipo reloj de arena o pera. Este tipo de cuerpos tienen en común que cuentan con espalda angosta y caderas anchas. Por esta razón, los vestidos en línea A ayudan disimular las caderas amplias con una falda que se vuelve cada vez más amplia; y entallado específicamente el busto y la cintura como dos puntos focales donde se centra la atención del vestido, formando una figura que refleja una A mayúscula.


El corte de línea en A es uno de los más clásico y que generalmente le queda bien a la mayoría de las mujeres. Este tipo de silueta también es ideal para usar variedad de telas, así como de diseños en cortes de manga y busto. Asimismo, los vestidos en línea A armonizan perfectamente en bodas de día, al aire libre, en estilo sobrio o menos formal.


Estilo sirena


Este tipo de corte se utiliza regularmente para las bodas muy elegantes. Se caracterizan por ser entallados hasta las rodillas, de donde empieza una falda cada vez más amplia simulando así la cola de una sirena. Anteriormente se les llamaba vestidos en corte trompeta o corte español. Son adecuados para las mujeres muy delgadas pero con buenas proporciones, destacando particularmente un busto pronunciado, vientre plano y cintura estrecha.


Las últimas tendencias en vestidos de novia muestran que las variaciones favoritas de tipo de corte en sirena son cuando la espalda está totalmente descubierta, se usa en encaje grueso y las mangas largas. De la misma forma, los diseños en corte sirena se les puede dar un toque más dramático al añadir sobrefaldas que le den una sensación de más amplitud.


El vestido de corte sirena no se recomienda para las mujeres con baja estatura, mientras que a las mujeres con cuerpo de triángulo invertido se les aconseja usar este tipo de vestidos con diseños simples con el fin de no convertir a las caderas en un punto focal del vestido. Para el resto de las siluetas, especialmente para el tipo reloj de arena, este tipo de vestido de novia es una buena opción que nunca pasa de moda.


Si de personalidad se trata, el corte sirena marca la silueta y resalta las curvas para dar como resultado un look sexy y favorecedor par tu cuerpo.



Estilo princesa


Denominado en inglés como Ball gown, los vestidos en corte princesa son uno de los estilos favoritos por ser parecidos a los de cuentos de hadas. Según nos cuentan las historias de nuestra infancia, por ejemplo, la Cenicienta utilizó un hermoso vestido blanco entallados y con grandes faldas en el día de su boda con su príncipe Azul. Si eres del tipo de novia romántica, este tipo de vestido es para tí. Generalmente, los ballgowns constan de corpiños entalladas y faldas con mucho volumen que se desprenden de la cadera, escondiéndose así caderas anchas. Por esta razón, son perfectos para las mujeres con curvas, altas o cuerpo en forma de pera. No obstante, esto no quiere decir que no se vean bien en otro tipo de cuerpos. Por el contrario, a todas las formas y géneros les ayuda a resaltar su cintura y a verse unos centímetros más alta.


Los vestidos sirena se diferencian de los vestidos en Línea A por tener una apariencia más dramática, un corpiño más ceñido y una falda más voluminoso. Este no se pegará al cuerpo por lo que es muy cómodo para caminar y bailar. En la actualidad, las faldas están hechas en telas como tul o gasa para disminuir el peso.


Estilo Imperio


Aunque tienen una silueta recta, los vestidos de corte imperio no suelen ser ajustados si lo comparamos con estilos como el de sirena. El estilo Imperio se destaca por tener un corte bajo que empieza en el pecho, con cintura alta y falda que cae a partir de ahí en forma agraciada. En otras palabras, no es un vestido que enmarca la cintura, y por lo tanto se ajusta a un tipo específico de cuerpo. Para los mujeres de cuerpo de busto pequeño o en estado de embarazo, el estilo imperio les favorece a resaltar la parte del busto. Aún así, los vestidos de novia tipo imperio son muy indulgentes con otros tipos de cuerpo, en especial para las mujeres delgadas, con cuerpo en forma de pera o cuadrado.


Estilo Tubo


Recientemente, los vestidos estilo tubo se destaca en la escala de estilo favoritos para novias, ya que tienden a mostrar la figura femenina en todo su esplendor. No esconde ningún defecto y se caracteriza por alargar algunos centímetros la figura. Las mujeres de estatura baja encontrarán en este tipo de vestido la solución a sus problemas de altura. Para las mujeres confiadas y seguras de su cuerpo, el estilo tubo destaca cada uno de su cuerpo. Igualmente, es ideal para las mujeres con forma de reloj de arena o en cuerpos en forma de rectángulo.


Estilos cortos


Aunque estamos acostumbrados a ver a las novios con vestidos largos de princesa, no existe ninguna regla que prohíba los vestidos con faldas cortas. Son numerosas las mujeres que seleccionan un traje corto debido al tipo de boda. En las bodas de playa o al aire libre, por ejemplo, los vestidos cortos se ajustan al clima. No obstante, existen dos circunstancias especiales en que las novias prefieren usar este tipo de vestidos: en primer lugar, los vestidos cortos son los preferidos para las bodas en el juzgado el ayuntamiento sin recepción; y en otro lugar, son los más usados como vestidos secundarios para el momento de la recepción. Usar un vestido corto para el momento de la recepción te permitirá moverte libremente y disfrutar sin ninguna restricciones de la fiesta.


Los vestidos cortos suelen tener faldas pomposas y acabados con encaje o pedrería que son típicos de las bodas vintage o bohemias.




127 vistas